viernes, 26 de diciembre de 2014

Los tres errores ¡gravísimos! del profesor Semo

De la Comicteca de: Juan Fregoso

Se nos acaba el año y no podía dejar de compartir este clásico ejemplar de los setentas con la participación de los entrañables amigos de Fantomas. Uno de mis episodios favoritos, felizmente encontrado en una reciente donación de nuestro amigo Omar Fregoso. Se trata de tres historias cortas en un solo número realizadas magistralmente por Víctor Cruz, de las cuales por desgracia no contamos con el nombre del autor, aunque corresponde a la época de Gonzalo Martré:

1. Desobediencia - El profesor Semo, ayudado por Kalita (El gran festival de rock de Luxemburgo) y Orión (El cumpleaños 81 del profesor Semo), está construyendo un nuevo robot, al cual se le agrega un circuito antiagresividad que evitaría cualquier posible ataque al ser humano. Se menciona a Sandra, la robot cocinera de La computadora enamorada, quien se enredó amorosamente con el robot C-19 y desafió la primera ley de la robótica enunciada por el célebre escritor de ciencia ficción Issac Asimov: "Un robot no puede causar daño a un ser humano".  No contaban conque C-19 estaba tan humanizado que él también sería capaz de todo con tal de defender a... su hijo! Así es, C-19 y Sandra construyen un pequeño robot, el cual estaría encomendado a Orión para que no hiciera tantas travesuras. Aquí hubo una incongruencia con las historias de La Amenaza Elegante, porque cuatro años antes, en El hijo de C-19, vimos que el profesor Semo le construía un hijo llamado Femo como regalo de cumpleaños. Son sólo detalles! je, je.

En un acto sin precedentes, C-19 muestra su lado agresivo.
2. El pequeño olvido - Un pequeño descuido del profesor Semo por poco y termina con la vida en la tierra. Una catástrofe así sólo se explica por la invasión de organismos alienígenas. Con la ayuda de Fantomas, en la isla de Oceanía pudieron conjurar una singular amenaza. Lo curioso del caso es que los seres extraterrestres eran unos pequeños bichos a quienes llamaron korukos, je, je. Yo recuerdo ese extraño nombre en mi infancia, no sé de dónde. Me cuentan que así se les llama a los piojos de las aves. En fin...

Una guerra contra diminutos alienígenas. Los korukos eran resistentes a casi todo .
3. El descuido - Otro descuido del profesor! A causa del agotamiento conseguido en la historia anterior, el sabio científico debe descansar para reponer fuerzas. Kalita organiza los pendientes y encuentra los trabajos de la última investigación del profesor: un sencillo invento que emite ondas mortales que destruyen el sistema nervioso. Pronto Kalita experimenta con este artefacto y lo entrega a unos amigos suyos, con lo que se desencadena una ola de muerte en el mundo (en el mundo mundial, dirían los niños de ahora, je, je). 

La verdad es que el profesor, así como realizó sorprendentes descubrimientos para beneficio de la humanidad (El nuevo invento del profesor Semo), también puso en peligro al ser humano más de una vez con sus descuidos (El día que Semo trastornó los astros, El día que Semo inventó la bomba "M"). No podemos decir que el aliado de Fantomas fuera algo aburrido, je, je.

Que ustedes disfruten este ejemplar clásico! 

-Luis Van


No.: 231
Serie: Aguila
Fecha de publicación:
4 de octubre de 1975
DibujoVíctor Cruz
ArgumentoSin datos
Digitalizada porLuis Van
Páginas: 36
Descargar en formato CBR

3 comentarios:

rudy61 dijo...

El propio Profesor Semo diría que su máximo error fue el haber construído a C-19, porque nunca ha podido decir bien su nombre!! Jajajajaa...

Luis Van dijo...

Je, je. Siempre fue el trauma de profesor, y las constantes amenazas de convertir a C-19 en cafetera.
Saludos y gracias por tu visita, Rudy!
-Luis Van

Luis Van dijo...

Un placer, Batumix. La saga de La Botella... fue memorable!
Igualmente felicidades para tí y tus seres queridos. Que el próximo año sea mejor que éste.
Saludos!
-Luis Van