viernes, 11 de octubre de 2013

El clásico por excelencia: La inteligencia en llamas


La espera terminó. Sí! "La inteligencia en llamas", ni más ni menos, y a petición del público. Pueden descargar el cómic directamente desde el vínculo siguiente:


Acabamos de rebasar las 30,000 visitas en este sitio y, para celebrar, aprovecho ahora para compartir el célebre número que publicó la editorial Novaro el 18 de febrero de 1975.

Gonzalo Martré
Bastante se puede encontrar en la red acerca de este episodio, original del escritor Gonzalo Martré, quien por cierto se ha dedicado últimamente a promover su nuevo libro "El regreso de Fantomas". Además, parece que finalmente algunas de sus otras obras comenzarán a circular en las librerías. Ya era justo que a tan controvertido autor le retiraran la censura que lo ha acompañado toda su vida. Enhorabuena!
El autor nos ofrece un entretenido relato sobre la realización de esta aventura en su blog (algo olvidado, por cierto) de El centenario de Fantomas.

José Gorostiza
Decía que se pueden encontrar referencias en internet sobre este capítulo, pero más que sobre el cómic mismo, sobre las referencias que surgen desde él. Así, con facilidad encontramos el poema Muerte sin fin, del mexicano José Gorostiza que comienza así:

¡Oh inteligencia, soledad en llamas, 
que todo lo concibe sin crearlos! 
Finge el calor del lodo,
su emoción de substancia adolorida,
el iracundo amor que lo embellece...


Es evidente el homenaje que rinde Martré a Gorostiza por medio del título de esta historieta.

Encabezado de la primera página de la historieta, con los créditos de Martré y Cruz.
Por cierto, la cita anterior ya la había utilizado Guillermo Mendizábal, creador del Fantomas de Novaro,  como santo y seña para entrar al refugio en Fantomas y los mutantes, No. 19 de la serie clásica:

La referencia al poema de Gorostiza en "Fantomas y los mutantes", de 1969.
Julio Cortázar
Sin embargo, lo que abunda en la red son las referencias a la singular obra del escritor argentino Julio Cortázar, a saber, "Fantomas contra los vampiros multinacionales", la cual ha sido y sigue siendo merecedora de análisis académicos en todo el mundo, con conclusiones tan interesantes como la de Marie-Alexandra Barataud de la Université de Limoges, en su trabajo "Del texto y de la imagen: la escritura transgenérica en Fantomas contra los vampiros multinacionales de Julio Cortázar":

"En breves palabras, la obra analizada reúne en su seno los rasgos típicos de la escritura del autor argentino y de sus experimentaciones estilísticas, gráficas y literarias, o sea la hibridez y el juego genérico.

Causa de la falta de vocablo justo para calificarla y clasificarla, nos vemos condenados, como lo fue Genette en su tiempo para el Quijote, a concluir que el género en el que se inscribe Fantomas contra los vampiros multinacionales de Julio Cortázar no es exactamente un hápax sino más bien el prototipo de un nuevo género cuya definición y denominación quedan por crear y determinar."

Interesante! No les parece?

Portada de la edición original
de 1975 publicada por
el periódico Excélsior.
Sobre esta obra de Cortázar se han realizado diferentes ediciones en varios países, y para ilustrarla se han utilizado tanto los dibujos originales de la historieta de Víctor Cruz, como nuevas versiones de distintos dibujantes, como en la versión española de 2002, por ediciones destino, o  la versión polaca "Fantomas przeciw wielonarodowym wampirom", de la editorial  Wydawnictwo Literackie de 1979, con los excelentes dibujos de Jerzy Skarżyński, los cuales podré compartir próximamente con ustedes gracias a un amable colaborador de aquellas tierras.

Lo singular de la obra del ilustre argentino, es que reinventó la historia de Martré en formato de novela, incluyendo fragmentos de la historieta para ilustrarla. El narrador nos cuenta cómo adquirió el ejemplar de Novaro en un viaje a Bélgica y lo que va descubriendo en una ficción que se entrelaza con su propia circunstancia, la cual a su vez es otra ficción combinada con sucesos de la vida real (el tribunal Russell).

"—Señora —dijo estupefacto el narrador después de echar una ojeada al kiosko—, aquí lo único que se ven son publicaciones mexicanas.

—Qué le va a hacer —dijo resignadamente la señora—, hay días en que pasa cualquier cosa."

Y el narrador, como llevaba prisa porque "se le iba el tren", tuvo que comprar la historieta de Fantomas, de La inteligencia en llamas.
Versiones española y polaca de la obra de Cortázar.
Mucho se ha escrito  sobre que Cortázar, al verse retratado en la historieta de Novaro, decidió hacer una novela empleando los mismos personajes e incluyendo al propio Fantomas, a quien hace comportarse y hablar de forma muy... llamativa, a diferencia de como solíamos verlo en su revista:

—Mi pobre... empezó el narrador, pero no terminó nunca la frase porque los vidrios de la ventana volaron en astillas (y eso que según la ciencia el vidrio es un líquido) y de acuerdo a sus costumbres Fantomas se plantó con la máscara blanca y un traje azul eléctrico en mitad del salón. El narrador colgó, puesto que el ruido debía haber informado de sobra a Susan, y puso una cara más o menos.

—La puta que los parió —dijo Fantomas—, no voy a dejar a uno solo vivo, esto no me lo hacen a mí, conchemadres.(1)

Conchemadres? Ja, ja! No había leído antes esa palabra (Localismo argentino, supongo :)

Regresemos a la historieta de Novaro. La narración comienza con la extraña y progresiva desaparición de valiosos libros de las bibliotecas del mundo (algo similar sucede en "Cuando Fantomas se volvió niño, de 1977, en tamaño águila). Los intelectuales de todas partes del globo se encuentran sumamente alarmados porque de seguir esa tendencia se perdería la memoria impresa del conocimiento humano de todas las épocas.

Ira Von Furstenberg
Ajeno a este drama cultural, Fantomas asiste con Ira Von Furstenberg , actriz de la realeza europea, a una presentación de La ópera de tres centavos, y tras salir del teatro brinda una breve cátedra a su bella acompañante. Martré hace que Cruz utilice valiosos cuadros del cómic para explicarnos en qué consiste la obra del alemán Bertold Bretch que acaban de presenciar, pero el precio de esta cápsula cultural fue destinar apenas una página para el desenlace de la historia, teniendo como resultado -a mi juicio-  una conclusión apresurada. Creo que este episodio pudo haber quedado mejor en dos capítulos, pero sea como fuera, sucede que Fantomas se entera de la situación por medio del periódico "Galaxie 33" y de inmediato pone a trabajar a su personal para resolver el tremendo dilema.

Fantomas explica a su acompañante la obra de Bretch.
Susan Sontag habla con Fantomas
desde el hospital.
Es entonces cuando recurre a sus amigos intelectuales para conseguir más información, los cuales son personajes de la vida real: el italiano Alberto Moravia, el mexicano Octavio Paz, la judía estadounidense Susan Sontag y, por supuesto, Julio Cortázar.

Es notable que a Susan la representen convaleciente en un hospital por un supuesto atentado de los fanáticos de que trata la historia, porque en la vida real la novelista sí estaba hospitalizada, pero a causa de un tratamiento contra el cáncer. Esto pude averiguarlo gracias a Google. Qué haríamos sin internet? Je, je. Pues lo que hacían los autores de Fantomas: consultar montones y montones de libros, enciclopedias, revistas y periódicos. Todo en papel. Así tenía que ser!
Moravia, Paz y Sontag
Fantomas volvería a ponerse en contacto telefónicamente dos años más tarde con Susan Sontag en Fuga en Saint Tropez, porque seguiría internada en el hospital.

Víctor Cruz
La historieta de Fantomas comenzó a incluir personajes de la vida real desde los tiempos de Mendizabal y Lara, pero fue Martré quien lo hizo su sello distintivo, sin ocultar nunca el nombre verdadero de los personajes retratados, a diferencia de como como se hace ahora, disfrazando el nombre real. Cortesía de los abogados de los famosos, je, je. Víctor Cruz siempre tuvo la habilidad de dibujar y lograr buenos parecidos físicos sin necesidad de calcar revistas o libros, como hacía Rubén Lara, quien era un excelente copiador.


Ray Bradbury
Vienen a mi mente un par de obras literarias a las que también podemos hacer referencia: "El Llano en Llamas", y "Farenheit 451". La primera, obra del escritor mexicano Juan Rulfo, cuyo título es evidentemente similar al tema de hoy, y la segunda de Ray Bradbury, famosísimo escritor de ciencia ficción oriundo de Nueva York. A la obra de este último debemos la referencia de la quema de libros que aparece en la historia. 

Sigamos con la trama de la historieta. Un grupo de fanáticos comandado ni más ni menos que por George Steiner, un crítico inglés de origen judío quien han decidido destruir toda la producción literaria del mundo porque culpa a los libros de la maldad de la gente. "Son invento del diablo", diría al discutir con nuestro héroe enmascarado.

Para fortuna de la humanidad, Fantomas se encargaría de regresar a las bibliotecas todas las obras literarias perdidas con ayuda del profesor Semo. Final feliz, más optimista que el esperanzador final de la obra de Cortázar. Después de todo, como buen representante de la cultura de masas, la revista de Fantomas cumplía con el objetivo de entretener en primer lugar, y de educar en segundo.

Este número fue el penúltimo publicado por Novaro correspondiente a la serie clásica. Debo agradecer a Madame Xandú por permitirme digitalizar su ejemplar, y a Sotero por completar lo que me faltó en un principio, para poder compartir al fin este material tan importante; todo un parteaguas en la historia de La Amenaza Elegante.

Que ustedes lo disfruten!

- Luis Van

(1) Cortázar, J. (1975). Fantomas contra los vampiros multinacionales:pp42. México: Libros de Excélsior.


Créditos del episodio
Título: "La inteligencia en llamas"
No.: 201
Fecha de publicación: 18 de febrero de 1975
Serie: Aguila
Editorial: Novaro
Argumento: Gonzalo Martré
Dibujo: Víctor Cruz
Páginas: 36, con cubiertas.
Digitalizado por: LuisVan/Sotero

Descargar cómic

11 comentarios:

Batumix Deviant dijo...

Muchas gracias por este gran post, todo un clasico episodio de Fantomas, como pequeña curiosidad vi en la red que este es el penultimo numero en formato grande de la serie, antes del inicio de la linea "Aguila" (203), suerte que lo publicaran en todo su esplendor en formato grande.


Ahora falta en el futuro y quizas con mucha suerte que alguien logre digitalizar el famos Fantomas Avestruz 104 (´Las buenas conciencias´) a todo color, revista que uno de tus recordados post contaste su ´detras de las escenas´ y como Novaro se salto la censura con un truquillo editorial.


Gracias de nuevo Luis Van y Sotero por este gran aporte de lectura sobresaliente.

Luis Van dijo...

Hola!
Según el sitio http://www.premiumwanadoo.com/fantomasfr/Fant387.htm#m101, el 201 fue el último número de la serie clásica. Por alguna extraña razón, la serie águila comenzaría con el 203, pero la verdad nunca he visto el no. 202. Tú lo conoces?

Saludos!
-Luis Van

luisvan dijo...

En cuanto al no. 104 que mencionas, veo difícil que la persona que sé que lo tiene lo comparta, pues es su gran tesoro. En fin ...

Luis Van dijo...

Tenías toda la razón, Batumix. El buen amigo Sotero acaba de confirmarme que el último número de la serie clásica fue el 202, titulado "Un beso ante el fuego de las metralletas".
Muchos saludos y muy agradecido por tus comentarios.
Saludos!

Batumix Deviant dijo...

Hola Luis Van, gracias por la informacion sobre el 104, ojala alguna alma caritativa logre escanearla en el futuro.

En cuanto al Fantomas 202, esta es la portada

http://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-432116024-fantomas-la-amenaza-elegante-202-novaro-cuento-comic-_JM

luisvan21 dijo...

En efecto, Batumix. Gracias por tu aportación.

Saludos! Luis Van

Steph dijo...

Es siempre difícil de apreciar a su justo valor una obra de la que se oye hablar tanto sin jamas poder leerla. Naturalmente tendemos siempre a esperar demasiado y, finalemente, a ser un poco decepcionado. En cualquier caso, es una aventura excelente de Fantomas, lleno de acontecimientos y referencias culturales interesantes. Muchas gracias de haberla compartida con nosotros.
La página 24 es escáneada mal, ¿ sería posible poner remedio ?
¡ Saludos !

Luis Van dijo...

Verdad que sí, Steph? Yo no había leído este célebre episodio hasta el año pasado y en efecto tenía expectativas muy altas. Buena historia, aunque Martré escribió muchas otras mejores. La casualidad quiso que la mostraran a Cortázar y éste hiciera historia.
Estoy solicitando la página 24 a un buen amigo para cambiar la que salió mal, porque yo no tengo el episodio físicamente.
Saludos y gracias por tu visita!
-Luis Van

Steph dijo...

Gracias a ti de recurrir así a todos los aficionados de Fantomas para ofrecernos siempre lo que hay de mejor. ¡Saludos !

Luis Van dijo...

Ya está cambiada la página 24, gracias a la ayuda del buen amigo Sotero.
Saludos!
-Luis Van

Steph dijo...

¡ Muchas gracias Sotero y Luis Van !