jueves, 29 de abril de 2021

Una remembranza de Gerardo de la Torre

La siguiente remembranza fue compartida por Gerardo de la Torre en el grupo Mundo Fantomas, de FaceBook, y a su vez la compartimos por aquí, con mucho gusto de contar con este material de primera.

Una aventura con Fantomas

Gerardo de la Torre

Para nuestro grupo de aspirantes a periodistas culturales, los sábados era obligada la visita a la oficina de Juan Rejano en El Nacional. Acudíamos con cuartillas en ocasiones primerizas que recogían cuentos, poemas, entrevistas, reseñas de libros y de filmes, mínimos ensayos en torno a la danza y la pintura. Luego de la entrega de las notas, a veces de un rechazo nunca definitivo, venía la acostumbrada reunión en el Salón Palacio, la cantina distante no más de media calle de las instalaciones del diario en la calle Ignacio Mariscal. Uno o dos sábados del mes, Juan Rejano se animaba a acompañarnos y hablaba de Pedro Garfias, sus poemas y sus resacas pavorosas; de la guerra de España y la crucifixión de la República. Invitaba Juan una primera tanda de cervezas, luego se marchaba a casa.

Por esos años el poeta, narrador y periodista costarricense Alfredo Cardona Peña, que se ganaba la vida inventando historietas para Editorial Novaro, retornó al Salón Palacio (donde antaño se reunía con Juan Rulfo, Pepe Revueltas, Efraín Huerta, Andrés Henestrosa) y se sumó al grupo de diez o doce incipientes periodistas, todos ellos bravos bebedores, que Juan Rejano había aceptado en el suplemento cultural.

La primera vez, quizá para ganarse la simpatía general, Alfredo mandó poner en la mesa una botella de ron.

—Sírvanse —dijo.

Varias manos volaron hacia la botella. El propietario de la mano más rápida se sirvió medio vaso de ron sobre un par de cubos de hielo y pasó la botella al que estaba a su izquierda, quien se sirvió también medio vaso y el ron siguió su camino agotándose en medios vasos. No alcanzó para todos, ni siquiera para el donante. Alfredo no volvió a invitar botellas. Aprendió las reglas egoístas de la cantina y se adecuó a ellas.

Durante una jornada a principios de 1969, Cardona Peña invitó a los colaboradores del suplemento cultural a participar en la confección de historietas, concretamente en la titulada Fantomas, que habían inventado en Novaro tomando como lejanísimo modelo las novelas del criminal francés creado por los periodistas Pierre Souvestre y Marcel Allain. De aquella hueste eufórica, ocho lo menos formalizamos cita con el poeta en las oficinas de Novaro en San Bartolo. Y una vez pasada la artificial exultación, sólo tres o cuatro acudimos a refrendar el compromiso.

Comparecí una mañana lluviosa en las instalaciones de Novaro, en San Bartolo Naucalpan. Cardona Peña me proporcionó dos ejemplares distintos del cómic y los guiones que les habían dado origen. Con esos elementos y mucha voluntad, indicó el editor, me bastaría para aprender el oficio de historietista.

Me fui a casa y me puse a estudiar el asunto. Fantomas vivía en una enorme y magnífica caverna habilitada como mansión y provista de todos los adelantos tecnológicos inventados y por inventar, asistido además por doce hermosas mujeres cuyos nombres correspondían a los signos del Zodíaco. Su mejor amigo y consejero era un científico capaz de resolver cualquier problema técnico: el profesor Semo, quien a su vez tenía por ayudante a un robot a veces muy idiota: C-19. Había otros personajes, pero el más destacado era el acérrimo enemigo del héroe, un inspector policial parisino de nombre Gerard al que Fantomas ponía en ridículo una y otra vez.

De los dos cómics que recibí, uno contenía cierta historia de ciencia ficción (mucha ficción y escasa ciencia) y el otro abordaba un caso policiaco. Fantomas era un pillo noble y generoso que robaba a los ricos para dar una parte (pequeña) a los pobres, desfacía entuertos cada vez que los detectaba y le gustaba involucrarse en empresas del dominio de la fantasía científica. Un detalle simpático era que, para abrir desde fuera el sólido portón de la caverna, se requería decir la clave, unos cuantos versos de un poema conocido. Por ejemplo los de Neruda que dicen: “Inclinado en las tardes/ tiro mis tristes redes/ en tus ojos océanicos...” Y el portón se deslizaba: RRRR.

Con ayuda de uno de mis hermanos confeccioné una primera historia cuyo asunto era el robo del trofeo Jules Rimet, la copa del mundo. Se acercaba el mundial de futbol México 70 y nos pareció que no había mejor ocurrencia. Llamé por teléfono a Cardona Peña para exponerle la idea y el poeta se entusiasmó y días después aprobó el guion entregado.

Durante cosa de cuatro años hice guiones para la serie de Fantomas. El otro historietista permanente, que estuvo trabajando para el personaje a lo largo de ocho, nueve o diez años, era Gonzalo Martré, también reclutado en el Salón Palacio. Al principio fabricaba cada uno un guion al mes, luego uno cada quincena, al cabo uno por semana.

No sólo colaboré en aquella historieta. Armado de audacia exploré biografías de artistas y científicos en la serie llamada Vidas ilustres, me atreví con crímenes espeluznantes en el cómic titulado Asombro, tuve que internarme en territorios de una extraña mística para hacer Hatha Yoga, invención de Alfredo. Pero mi favorito siempre fue Fantomas.

Cierta vez me presenté con un guion que contaba la historia, acontecida en una isla desierta, donde unos robots en forma de cangrejos se devoraban unos a otros y eran capaces de crecer aprovechando los mecanismos de los derrotados. Al final sólo quedaban dos enormes robots que representaban una amenaza para las embarcaciones que pasaban cerca, a las que destruían y usaban sus restos para seguir creciendo. Intervenía entonces Fantomas y se las ingeniaba para acabar con aquellos animales mecánicos.

En cuanto Cardona Peña recibió el trabajo se puso a leerlo. Y me di cuenta de que a medida que leía el rostro se le iba tiñendo de extrañeza. Al fin levantó la mirada y dijo:

—Qué curioso, acaba de traerme un guion Gonzalo Martré y cuenta exactamente la misma historia. No me explico cómo pudieron coincidir.

Yo sí me lo explicaba. El asunto lo había tomado de un cuento aparecido en una modesta antología de la ciencia ficción soviética adquirida en la librería del Partido Comunista en el centro de la ciudad. Y jamás imaginé que alguien llegara a comprar otro de los escasos ejemplares que andaban por allí perdidos. Pero Martré lo hizo y, razonando de manera semejante, decidió colocar el mismo texto ante el pelotón de fusilamiento.

Pero en las oficinas de la editorial, frente a Cardona Peña, sudaba yo copiosamente. De veras que lo sucedido era curioso, dije en voz muy baja. Y para evitarme complicaciones retiré mi guion y propuse que se publicara el de Gonzalo. Así ocurrió y el mundo continuó girando imperturbable.

El sábado siguiente Martré y yo nos encontramos en el Salón Palacio y cuanto antes, frente a sudorosos vasos de ron, hablamos de lo ocurrido con la historia de los cangrejos y prometimos no incurrir de nuevo en tal error. No significaba esto que renunciáramos a piratear argumentos de otros, de ningún modo, sino sencillamente, para evadir penosas coincidencias, en adelante, antes de dar el primer teclazo, intercambiaríamos información sobre los textos ajenos elegidos para la metamorfosis.

Y así lo hicimos y en adelante todo marchó bien.

Tiempo después me nació una duda. ¿De verdad le había pasado de noche el plagio a Cardona Peña?

Número especial del 1/6/1970.

Fantomas No. 73. México, 1971.




miércoles, 7 de abril de 2021

Nueva digitalización: Las curiosidades de Casiopea

A pesar de que ya tenemos digitalizada toda la producción impresa de Fantomas, tenemos varios números que por alguna razón no quedaron de muy buena calidad. Ahora que de vez en cuando me siguen llegando ejemplares en mejores condiciones para renovar mi colección, tengo la oportunidad de volver a digitalizar las aportaciones dignas de mejorar. Toca el turno a "Las curiosidades de Casiopea", todo un hit de Martré y Cruz!



Espero que disfruten esta aventura con excelente portada.

Nos seguimos leyendo!

-Luis Van





No.: 236
Serie: Águila
Fecha de portada
8 de noviembre de 1975
DibujoVíctor Cruz
Argumento: Gonzalo Martré
Digitalizada porLuis_Van
Páginas: 36, incluyendo cubiertas
Descargar en formato CBR

viernes, 19 de febrero de 2021

Asalto a la Torre Valmont: Los autores (Parte 2)

 


Continuamos con una breve reseña de los autores que hicieron posible nuestro nuevo cómic!

Russ - Color digital

Nacido en Ciudad Satélite en 1967, de profesión Comunicólogo, trabajó para Televisa, Uno+uno y diversas agencias de publicidad y mercadotecnia. En 1997 fundó su propia agencia de comunicaciones: Macsat, Creador y autor del próximo cómic de horror e historia mexicana Diana la Cazadora de Monstruos y otros esperpentos
Su acercamiento al mundo de Fantomas fue desde niño debido a la fascinación que sintió por la cultura y datos históricos que las historias aportaban, así como a las exuberantes chicas del zodiaco y las sorprendentes aventuras que tenía. Con el tiempo se convirtió en un gran coleccionista de sus historietas, logrando reunir una gran cantidad. 
Tuvimos la fortuna de contar con su apoyo para el coloreo digital en El reto de las 24 Horas.
www.dianalacazadora.com - comisiones y contacto con: macsat007@gmail.com. 
WhatsApp: 55 4092 0902

Portada de su próximo cómic



Luis Rivera - Portada alternativa

Luis Rivera, artista tijuanense, se desempeña mayormente como dibujante para compañías independientes en los Estados Unidos, como Arcana Studio, Heroic publishing, Bluewater Productions y más. Igualmente trabaja para firmas independientes en Canadá e Irlanda.

Tuvimos la suerte de contar con una portada alternativa suya para nuestro cómic especial, motivado por el interés de participar en un proyecto sobre un personaje que siempre quiso dibujar.


Una muestra de su trabajo



Warren Montgomery - Colorista portada alternativa

Warren es un creador profesional de cómics. Tiene más de 30 años haciendo letras y colores para muchas editoriales convencionales e independientes como: Simon and Schuster, Lion Forge, Boom! Studios, libros divertidos de Albatros y más.

También cómics autoeditados bajo la marca Will Lill Comics los cuales incluyen: John Kirby: Firefox, Monty's World. ¡Lightning Marval y Fun Adventure Comics!.

Pudimos contar con una muestra de su talento en la portada alternativa que se incluye en los interiores.

Más información en:




Una muestra de sus múltiples trabajos


Asalto a la Torre Valmont: Los autores (Parte 1)

He aquí una breve semblanza de los autores que participaron en la elaboración de nuestro nuevo fan-cómic del siempre recordado Fantomas. Se incluye su nombre en primer lugar y en seguida el rol desempeñado en esta producción.

Carlos Torres - Guionista

Nacido en Ponce, Puerto Rico, el pequeño Carlos rápidamente desarrolló una afición por las historietas que aún continúa.  Acostumbrado a los héroes intachables y simples como Superman y Batman, cuando conoció las aventuras del ladrón internacional llamado Fantomas su visión de las historietas cambió profundamente.  Fantomas se convirtió en su personaje favorito con sus intrincadas tramas, sus referencias literarias y artísticas, además de las bellas chicas del zodiaco.  Diversos desastres naturales menguaron su colección hasta que conoció el website Mundo Fantomas, donde pudo recuperar todas esas historias que creía perdidas para siempre.  Cansado de esperar por el regreso de nuevas historietas de su personaje favorito Carlos comenzó a escribir sus propias historias de Fantomas, las cuales publicó en el grupo de Facebook de Mundo Fantomas.  Carlos adaptó uno de sus cuentos para la historieta EL RETO DE LAS 24 HORAS, revista publicada digitalmente para celebrar el aniversario de la publicación de Fantomas #1.  En el mundo real Carlos trabaja como consultor en temas de auditoría de informática, lo que le ha dado muchas ideas para sus historias de crímenes sofisticados.  Además de colaborar en nuevas historias de Fantomas, Carlos es el coescritor y editor de la revista JIBARO SAMURAI.

Jíbaro Samurai
Jíbaro Samurai



Jorge Ponce - Trazo de figura

Originario de la Ciudad de México y dibujante de historietas desde 1970. Colaboró en la gran mayoría de las editoriales, que tuvieron su auge en aquel pasado glorioso. En sus inicios, realizó una gran cantidad de argumentos y portadas para la Editorial Continente, y ya después portadas para la revista Tradiciones y Leyendas de la Colonia de Ediciones Latinamoericanas, portadas y dibujos para la editorial Pin Pon y para la editorial Antares.
A los 19 años se logró colocar en EDAR que después sería la editorial Vid; ahí dibujó infinidad de  Minis, el Libro Unico y la revista semanal La Virgen a través del mundo. Era tanta la demanda para dibujar “cartones” que tuvo que dejar de hacer portadas y dedicarse por completo a dibujar interiores. En 1986 el director de la revista Especial de el Pantera le ofreció dibujarla ya que de mensual pasaría a ser quincenal. De esa manera alternó números con su amigo Alberto Maldonado y así fue durante 9 años tras los que,  cansado de tan inagotable trabajo, decidió dejar de dibujar esa afamada revista. Poco después emigró a la editorial EJEA donde dibujó una gran cantidad de títulos durante 10 años. En  Competencia Editorial (EJEA) pero con otro nombre, dibujó hasta el final de la vida de la compañía. En NIESA dibujó varios números del Libro Vaquero y El Libro Semanal. En Editorial Mina realizó Aventuras de Vaqueros. Después dedicó todo su esfuerzo en la editorial Revancha donde volvió a integrarse como portadista, argumentista y dibujante de páginas. El final de la industria editorial llegó a él como a muchos compañeros que hoy viven de recuerdos de lo que un día fue y ya no será. Actualmente sigue trabajando de forma independiente.
Una portada del Especial De El Pantera


Francisco Ortega - Entintador

Francisco Ortega es toda una autoridad en la industria de la historieta mexicana. En su faceta de ilustrador y artista plástico, es autor profesional de historietas con  especialidad en dibujo, guión, etc. desde 1969. Integrante del equipo creador del Libro Vaquero realizó el dibujo de interiores de 1977 a 2007, para Novedades Editores. Dibujó historietas para las editoriales Novaro, Edar-Vid, Ejea, Posada, y Mango-Toukan, entre otras. Trabajó en otros proyectos como la campaña para la separación de basura en historieta de gran dimensión para las mamparas del metro, para la SEMARNAP del 2002 al 2006, como editor en Historietistas y Artes Visuales Sociedad Cooperativa, como creador y dibujante de Aventura Western, transformado en Aventuras de Vaqueros para Mina Editores, de 2006 al 2014, realizó el proyecto y revista ROJETE, de polémica sobre las corridas de toros, realizó la revista Chikauak, héroe Azteca, para Grandeza Mexicana. Actualmente hace historieta de autor, pintando e ilustrando libros de cuentos clásicos infantiles. En su faceta académica ha sido realizador y maestro de cursos y talleres de dibujo y de anatomía artística con modelo, historieta y cómics para diversas instituciones. Actualmente es maestro del taller de dibujo de la escuela Sierra Nevada en Huixquilucan, Estado de México. Además es expositor, ponente y conferencista en temas sobre historieta mexicana y sus derechos de autor, en universidades como la UNAM, UAM, etc., en convenciones, eventos y ferias etc. En su faceta social es socio fundador de la Sociedad Mexicana de Historietistas, S.A. DE I.P. –SOMEHI- en 1985 y Presidente de 1990 al 1994. Fue fundador de Profesionales de la Historieta, Sociedad Mutualista, en 1988, socio fundador de Historietistas y Artes Visuales Sociedad Cooperativa en 2005 y actual presidente de la Sociedad Mexicana de Historietistas S.G.C. de I.P. SOMEHI.

Portadas de El Libro Vaquero

Arturo Louga
- Dibujante de portada

Nacido en Mexicali, Baja California, Arturo Louga es Lic. en Artes Visuales, pero de formación autodidacta como ilustrador y narrador y estudioso del trabajo de grandes dibujantes peruanos y europeos. Luego de una corta estancia en la editorial Pin Pon, ingresó en la Editorial Proyección (EJEA) donde trabajó por más de 14 años dibujando las revistas Sensacionales. Ahí mismo se encargó durante 8 años de Dragón, el karateca. En la editorial Vid tuvo la oportunidad de ilustrar algunos números de Fantomas y realizó una gran cantidad de historietas para el público popular debido a su gran auge. Son muy celebrados sus trabajos de Vampirella. 
Actualmente vive en Coatzacoalcos, Veracruz,  donde da clases de dibujo, colabora en proyectos independientes y atiende una gran cantidad de comisiones que le solicitan de todas partes del mundo. Realizó la portada para nuestro anterior cómic El reto de las 24 Horas.

Uno de sus trabajos con "Vampirella"







miércoles, 10 de febrero de 2021

Nuevo cómic: Asalto a la Torre Valmont!


"El ladrón internacional Fantomas lanza un nuevo enigma para anunciar su próximo asalto. Marie, la hija del Inspector Gerard, sospecha que la víctima será la Duquesa Valmont.  Lo que Marie no sabe es el terrible secreto de la Duquesa, uno que pondrá en peligro a Fantomas y sus ayudantes, las chicas del Zodiaco."

De qué estamos hablando? De una nueva historieta de Fantomas, y no es de Novaro!

Sí! Nuestro nuevo proyecto está listo para salir a la luz! A diferencia del anterior, que sólo se liberó digitalmente, este está preparado para distribuirse de forma impresa. Sólo nos falta obtener los recursos suficientes para enviar el trabajo a la imprenta.

En nuestro grupo de Facebook comenzamos la campaña de recolección de fondos y medio centenar de interesados han enviado el pago de su ejemplar por adelantado para poder alcanzar la meta. Más información al final de este artículo.

Ahora bien, hablemos de los responsables de este nuevo emprendimiento: nuestro amigo Carlos Torres, quien desde Puerto Rico nos ha compartido en el grupo de Mundo Fantomas de Facebook varias historias de su autoría, ha realizado esta nueva aventura que dos dibujantes mexicanos de gran trayectoria se han encargado de ilustrar.

Fueron 32 cartones tamaño tabloide dibujados por el historietista Jorge Ponce, entintadas por el maestro Francisco Ortega, digitalizados por Luis Arellano y coloreados digitalmente por Russ. La portada fue una realización del ilustrador Arturo Louga y a la producción anterior se le sumó una portada variante a cargo del dibujante tijuanense Luis Rivera, quien accedió a colaborar desinteresadamente con una versión coloreada digitalmente por Warren Montgomery

El resultado final es algo que nos llena de emoción y estamos impacientes porque puedan tenerlo en sus manos.

Página 1

Por otro lado, sabemos que nos faltan los derechos de autor, que el permiso de explotación quedó en manos del director de la editorial Vid, que el nombre de Fantomas tiene más de 100 años y por ende debería ser del dominio público, que los familiares del creador gráfico de la versión de Novaro cuentan con documentos probatorios del registro de autor y que tienen un derecho preeminente, en fin, un embrollo que no termina de resolverse. Lo cierto es que no quisimos esperar a que los asuntos legales se solucionaran primero, y decidimos lanzar este nuevo episodio como una edición especial para coleccionistas. Además, la tremenda plaga que nos azota desde el año pasado y de la que no se tiene claro hasta cuándo terminará, ha venido a entorpecer aún más la labor.

Una muestra del proceso creativo

Así que, esperemos tener pronto esta nueva producción! Si deseas apartar tu ejemplar y contribuir a los recursos que necesitamos para llevar este proyecto a feliz término, no dudes ponerte en contacto con Luis Arellano vía Messenger, para solicitar los datos para hacer el pago. El costo del ejemplar es de $99 MXN (Pesos mexicanos) o de $5 USD (dólares americanos). El costo de envío por correo postal para México es de $70 MXP y de $8 USD para el resto del continente.

Por correo electrónico puedes dirigirte a mundofantomas@gmail.com

Apresúrate y súmate a la legión de admiradores de Fantomas que estamos trabajando para traerlo de regreso!

- Luis Van