sábado, 14 de julio de 2012

Los Hombres detrás del mito: Sotero García Reyes

El próximo 18 de julio de 2012 se cumplirán 25 años de la muerte de uno de los autores más leídos de Fantomas: Sotero Garciarreyes. Cuando escribo de los "más leídos" me refiero a que las historias que escribió para La Amenaza Elegante son bastante populares y de las más solicitadas en los foros de internet. Cómo olvidar su paso por la editorial Novaro con historias seriadas tan recordadas como "El Hijo de Hitler" o "El Cacique Inmortal"?

El nombre completo de quien fuera periodista para "El Heraldo de México", era Sotero Ramón García Reyes, pero como escritor aparecía con frecuencia como Sotero Garciarreyes. Nació en la Ciudad de México el 20 de septiembre de 1935 y murió el 18 de julio de 1987, a la edad de 52 años, en Michoacán.

Fué el tercero de cinco hijos: Carlota, Manuel, Sotero, Aurora y Blanca. Su hermana Blanca lo apoyó de manera muy cercana con su trabajo para la editorial Novaro. Cuando vivió en Chihuahua y Zacatecas, Sotero enviaba sus argumentos por correo a la Ciudad de México y su hermana Blanca los entregaba a la editorial.

Sotero y Olga Breeskin
Comenzó a estudiar la carrera de Derecho en la UNAM, pero la vida lo llevó a trabajar como periodista en distintas empresas de medios hasta llegar al periódico "El Heraldo de México", donde coincidió con ahora famosos comunicadores como Joaquín López Dóriga y el difunto Raúl Velasco. Estaba a cargo de la nota policiaca y su columna de chismes "Burbujas de Champaña" era muy popular. De hecho la recuerdo! Hasta hoy vine a caer a la cuenta de que la escribía el mismo autor de tantas historias de mi revista favorita. Qué cosa!  

En algún lugar de Honduras identificándose ante una partida militar como
corresponsal de guerra. En esa misión corrió grave peligro en la llamada
"Guerra del fútbol": lo iban a fusilar.



Fue un reportero muy audaz: Le tocó viajar a El Salvador como corresponsal y tuvo la misión también de cubrir los acontecimientos del conflicto del 68 en Tlatelolco. Durante el halconazo del 71, Sotero fué agredido por el rumbo de San Cosme cuando cubría los acontecimientos para el diario. No cabe duda que le tocó presenciar de primera mano los sucesos de una época bastante turbulenta, mientras la gran mayoría de la gente no teníamos acceso más que a una parte de la historia, la cual con el tiempo se ha ido descubriendo cada vez más.

Antiguo anuncio del programa "60 minutos", del canal 2 deTelevisa,
donde trabajó Sotero, junto con Jaime Maussan, Graciela Leal,
-directora del programa- y Alfonso Teja, su colaborador más cercano.
Sotero tenía talento para las letras y a la postre conoció a Gonzalo Martré, a quien acudió solicitando empleo cuando se quedó sin trabajo. Martré era el argumentista titular de Fantomas e introdujo a Sotero en Novaro enseñándole la manera de hacer argumentos para historietas. 

Sucedió que el polémico hidalguense discutió con el supervisor técnico -el escritor Raúl Navarrete- por cuestiones de temática y al no estar de acuerdo con sus lineamientos prefirió renunciar. De inmediato ofrecieron a Sotero hacerse cargo de las historias de Fantomas, a lo que accedió no sin antes hablar con Martré solicitándo su anuencia, ya que gracias a él había obtenido su puesto en la editorial. (Esto lo comentó el propio Martré en el 2013 durante la gira de presentación de su novela El regreso de Fantomas).

Pronto Sotero se encontró escribiendo argumentos, uno tras otro, para la revista. Colaboraba también con otros cómics, pero escribir para Fantomas era su tarea más demandante. Un fan de nuestro personaje, conocido en internet como jean2000, comentaba en 1975 en un extinto foro de Fantomas en la red msn, que conoció personalmente a Sotero, y que para él escribir la revista de Fantomas era todo un reto, ya que debía tener a la mano un sinfín de libros y enciclopedias. Por eso mismo le dijo: "Fantomas ya tiene personalidad propia y nosotros no podemos cambiarla".

Para dar realismo a sus historias, pedía a sus conocidos cuando iban de viaje al extranjero que le consiguieran la guía telefónica o la guía roji de los países que fueran a visitar. De este modo, los detalles que incluía en sus argumentos eran increíblemente exactos.
Portada de "La Enfermedad
mortal de Gerard"

Sotero contrajo cáncer en la vejiga, pero para su fortuna pudo librarse de la enfermedad. Lo operaron exitosamente a finales de enero de 1980 en el Centro Médico Nacional. Este pasaje de su vida lo llevó a escribir un episodio llamado "La enfermedad mortal de Gerard", en el que refleja cómo fue su intervención, en el personaje del inspector.

Sin embargo, trabajaba demasiado. El escritor Rafael Menjívar cuenta en su blog que  "...hacía un guión diario, y todo el mundo le decía que se iba a morir. Y se murió".

En 1987 sufrió un infarto en Pátzcuaro, Michoacán, y de ahí lo llevaron de urgencia a Morelia, donde murió. Le sobreviven cuatro hijos y su esposa. Queda para el mundo el legado que nos dejó, con tantas colaboraciones para una gran diversidad de publicaciones distintas. Desde aquí reitero mi agradecimiento a su hermana Blanca y a su sobrino Carlos quienes me compartieron información y material relacionado, incluso de poesía! Aprovecho también la ocasión para enviarles un cordial saludo a sus familiares.

Acerca de las aventuras seriadas que escribió para Fantomas, podemos mencionar las siguientes: "La Muerte se llama Escorpión", de 6 capítulos, publicada en 1979, donde Madame Xandú recluta a la ayudante Escorpión como su eventual sucesora, "El hijo de Hitler", con 17 capítulos, bastante popular desde su publicación ese mismo año, "Los trabajos de Fantomas", donde un magnate griego obliga a Fantomas a servirle de forma similar a como lo hizo Hércules con el rey Euristeo en la mitología griega, "El Cacique Inmortal", serie de 1980 que publicaré proximamente y una de las más largas y "El Diabólico Papá Loi", de 1981.

Portada de "La Muerte se
llama Escorpión", No. 400
publicado en tamaño águila
el 15 de marzo de 1979.
No. 416 perteneciente a la
serie "El hijo de Hitler",
publicado el 5 de julio
de 1979.
No. 432 de 1979
 perteneciente a
"Los Trabajos de
Fantomas"
No. 2-455 en tamaño águila
de la serie "El Cacique
Inmortal", publicado
en abril de 1980.
No. 544 de 1981: De
"El Diabólico
Papá Loi"

















Todo lo anterior abarcó muchos números durante meses y años, con espacios intermedios ocupados por otros autores como Hilda de Lima e Hilda Zacour, quienes por esos días también escribieron historias seriadas de varios capítulos, como "Los Niños que Transformaron el Siglo XX", de esta última, y "Los Juguetes Malignos", de la primera. 





Por supuesto, también aparecieron episodios de un solo capítulo en tamaño águila y avestruz. Poco a poco los seguiremos compartiendo en este espacio.

Espero que lo anterior haya sido de su agrado. Hasta la próxima!

Luis Van

17 comentarios:

Alejandra P. Rosas Pájaro. dijo...

Excelente información :3

Luis Van dijo...

Celebro que te guste. Gracias por tu visita!

Luis Van

Anónimo dijo...

Agradezco enormemente, la distinción que hace a mi papá, y recordé, cuando mi papá escribía y se iba a acostar dejando a Fantomas en peligro, no podía dormir y tenía que levantarse a seguir ecribiendo para dejar a Fantomas seguro, estaba totalmente conectado con Fantomas.
Ma. Teresa García-Reyes Elizalde

Luis Van dijo...

Al contrario, gracias por su visita, y por compartir ese recuerdo. Debe de tener muchas más anécdotas relacionadas.

Saludos!

Luis Van

Elba Garcia dijo...

Hola:

Soy Elba García y soy hija de Sotero Garciarreyes.

Es muy agradable saber que a pesar del tiempo, el trabajo de mi papá sigue siendo del gusto de muchos.

Te platico que un ayudante de Fantomas se llama Tito por mi hermano Héctor, el mayor de los cuatro, Terry la que lo ayuda en "El Cacique Inmortal" se llama así por mi hermana mayor, Ma. Teresa, el yate es Selene por la menor del mismo nombre y la pantera negra se llama tachi porque así me decían a mi de pequeña.

Gracias por tu publicación.

Saludos.

Luis Van dijo...

Muchas gracias Elba, por compartir esos detalles. Es interesante encontrar la explicación de ciertas características en las historias como lo que nos comentas.

Saludos y gracias por su visita!

Luis Van

Revista DCO dijo...

¡Qué maravilla, este blog es un tesoro!
Felicidades a los hijos de Don Sotero, su padre fue un gran creador, que hizo las delicias de varias generaciones de lectores.
Se me enchina la piel de tan sólo pensar en la posibilidad de volver a leer la historia de El Cacique Inmortal, un relato que debería reeditarse, en forma de libro, por su altísima calidad artística.

¡Como siempre, gracias, Luis!

Luis Van dijo...

Te agradezco tus comentarios. Pues espero próximamente poder publicar la saga del Cacique, porque la verdad es una tarea bastante pesada. Son 27 capítulos!

Saludos y gracias por tu visita!

Luis Van

Abogard dijo...

Luis, no sé si ya empezaste a escanear los capítulos del cacique pero yo tengo 11 de ellos escaneados por mí y puede que te ayuden para alivianar la tarea, en realidad tengo más capítulos en físico pero mis otros proyectos me han mantenido ocupado, avísame si te sirven para tu proyecto. Saludos

Luis Van dijo...

Hola, Abogard
Pues la verdad, lo que me comentas estaría de lujo! De esa forma podría terminar más rápido de sacar a la luz la saga completa :)

Verás: Lós únicos números que tengo ditalizados hasta ahora, son:

2-455 El hombre que encontró el tesoro de Cuauhtémoc
2-456 La laguna encantada de Catemaco
2-466 Puñales de obsidiana contra un pecho indefenso
2-469 El ataque de los eternos
2-473 Viaje al mundo de los muertos

Eso quiere decir que me faltan otros 18 todavía.

Ojalá y los que tienes se encuentren entre mis faltantes.

De antemano, mil gracias y quedo a tus órdenes.

Luis Van

Yolanda Gracìa-Reyes Lopez dijo...

Te agradezco enormemente este reconocimiento a mi padre y solamente quiero hacerte una corrección a la semblanza que publicaste, puesto que tal vez, a mi tía Blanca se le olvida que somos cinco hijos, yo soy Yolanda García López hija del primer matrimonio de Sotero García Reyes con Blanca Angélica López Caballero. Y sí, efectivamente mi padre sufrió el infarto estando conmigo en Páztcuaro y lo trasladé a Morelia donde falleció tomado de mi mano.

Luis Van dijo...

Hola!

Muchas gracias por la aclaración, Yolanda. Con esos datos, la información es cada vez más precisa.

Gracias por su visita!

Luis Van

Blanca Angélica García García dijo...

Me emocionó mucho encontrar este blog, donde se habla de mi abuelo un hombre que me hubiera encantado conocer, pero que gracias a mi madre Yolanda García López he conocido a través de fotos, grabaciones y un sin número de anécdotas la foto que les comparto de mi perfil me gusta mucho fue tomada en el cumpleaños de mi mamà en Pàtzcuaro con tres de sus hermanos y mi abuelo curiosamente 33 días antes de la muerte de él.


Saludos!!

Blanca Angélica García García dijo...

Esta es la foto que les prometí

Luis Van dijo...

Hola, Angie

Muchas gracias por compartir esa foto.

Es algo pequeña, pero nos da una buena idea :)

Saludos y gracias por tu visita!

alfonsoteja dijo...

Casi fortuitamente encontré este blog y me ha causado sentimientos profundos y contradictorios. Por un lado, me alegró descubrir esta huella del trabajo de mi amigo y compañero Sotero. Mi nombre es Alfonso Teja y fui el colaborador de "60 Minutos" más cercano de Sotero. Tanto que en todo este tiempo en mis clases y conferencias he seguido usando algunas de sus frases, refranes y anécdotas que tanto le gustaba citar. Por supuesto que siempre le he dado su lugar y menciono su nombre con respeto. En la foto de 60 Minutos aquí en el blog mencionan a Jaime Maussán (porque es el más famoso) pero hay otras dos personas ahí: Graciela Leal, directora del programa y un servidor precisamente al lado de Sotero. Saludo con mucho cariño a todos sus hijos y familiares. Les dejo un testimonio de admiración para este notable reportero y escritor con quien tantas jornadas pasé hablando de periodismo, cómics y cultura en general. QEPD.

Luis Van dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, don Alfonso. En efecto, en la foto sólo reconocí a Sotero y Maussan, pero con los datos que me anota, procedo a complementar la nota al pie.
Cuántos recuerdos debe de tener de Don Sotero! Gracias también por su visita y quedo a sus órdenes.
-Luis Van