miércoles, 8 de agosto de 2012

Galería de villanos: El Cacique Inmortal


Y ahora con ustedes: El Cacique Inmortal: Sí! la saga completa del Cacique Inmortal de 1980!

El Cacique Inmortal fue un feroz enemigo de origen mexicano desarrollado por Sotero Garciarreyes en base a una idea de Raúl Navarrete, supervisor de la historieta en la editorial Novaro, cargo en el que sucedió a Alfredo Cardoña Peña, director de revistas de la editorial antes que él. En esta aventura se maneja la idea de que todos los males del pueblo de México tuvieron su origen en la intervención de un malvado cacique quien en todo momento dirigió los pasos de los pobladores de México desde el principio de los tiempos.
Sotero Garciarreyes en su estudio (Foto: Yolanda García-Reyes López)

Así, este cacique dirigió a los futuros mexicanos al lugar donde fundarían la Gran Tenochtitlan, armaría ambos bandos de cada lucha intestina y de intervencionismo extranjero a lo largo de la historia, alimentaría la corrupción, la miseria y el abuso en contra de los mexicanos y como él mismo dijo en la batalla final, "Jamás, en México, se ha movido la hoja de un árbol si no es con mi completa voluntad".

Fantomas y El Cacique Inmortal, frente a frente. María Sabina presente.

De este modo, esta historia sirve como una denuncia de los males que nos aquejan en México hasta el día de hoy, aunque atribuyéndolos a un personaje ficticio. Esta era una excelente manera de ventilar males cotidianos evitando la censura que existía en gran medida en nuestro país en esa época.

María Sabina, retratada por
Víctor Cruz
La aventura nos muestra varios personajes de la historia de México como El emperador Maximilano de Habsburgo y su esposa Carlota, El Centauro del Norte Pancho Villa, -quien tendría un destacado lugar en la trama-, María Sabina, -célebre curandera experta en hongos, ya fallecida, quien sería de valiosísima ayuda en esta lucha y a quien Sotero conoció personalmente-, y nos presentaría a Los 17 Eternos, correspondientes a las cabezas de las 17 familias más ricas del país, responsables de la miseria del resto de la población.

Sotero entrelaza detalles de la realidad de México con la fantástica historia del Cacique Inmortal. En esos detalles puede apreciarse su formación periodística, ya que Sotero comenzó a escribir en la "nota roja" del diario donde trabajaba, con lo que pudo conocer de sobra muchos casos de corrupción, burocracia y delitos ocasionados por la pobreza -como la venta de niños como fuente de ingresos-, y como corresponsal de guerra pudo conocer de primera mano las atrocidades de los conflictos bélicos entre países. No es casualidad que Sotero escribiera varias historias en las que Fantomas participa en guerrillas, como en esta saga y en La Existencia Olvidada de Fantomas o en El Hijo de Hitler.

Sotero con María Sabina (Foto: Yolanda García-Reyes López)

La estructura de los episodios se parecía a las series animadas de televisión o al desarrollo de las aventuras de Kalimán, su contemporáneo en el mundo de la historieta: cada capítulo terminaba con Fantomas a punto de morir, y el siguiente comenzaba mostrándonos cómo se salvaba.

Terry, valiente revolucionaria
quien conoció a Fantomas
durante una manifestación
en las calles de la Ciudad
de México, misma que fue
reprimida por el gobierno.
Pudo verse un cartel en el
piso con la leyenda
"Muera el RIP", en clara
alusión al partido gobernante
en ese entonces, el PRI.
Alguien dijo #YoSoy132?

Cuenta María Teresa García-Reyes Elizalde, hija de Sotero, que cuando su papá se iba a acostar dejando a Fantomas en peligro, el autor no podía dormir, y finalmente tenía que levantarse para escribir la forma de ponerlo a salvo. Eso nos ilustra qué tan involucrado estaba el escritor con su historia.

Como dato curioso tenemos que Terry, la valiente joven que ayudaría a Fantomas en México se llamó así en honor precisamente de su hija María Teresa, según nos reveló su otra hija Elba García. Terry volvería aparecer tiempo después, en el número de Las buenas conciencias.

Esta fantasiosa aventura se publicó a lo largo de 23 capítulos semanales en tamaño águila, del 21 de marzo al 22 de agosto de 1980, con dibujos de Víctor Cruz. La digitalización de las historietas correspondió en su mayor parte a nuestro amigo y colaborador Abogard, aficionado a las historietas mexicanas de antaño, quien gracias a su desinteresado apoyo me permitió compartir con ustedes este excelente material.

Espero que lo disfruten!

- Luis Van





Créditos:
Título: El Cacique Inmortal
Números: Del 2-453 al 2-475
Fecha de publicación: Del  21 de marzo al 22 de agosto de 1980
Serie: Aguila
Editorial: Novaro
Argumento: Sotero Garciarreyes
Dibujo: Víctor Cruz
Carpeta de Descarga: Todos los números en MediaFire!

Listado de capítulos:
Núm. Fecha Título (Click para ver su álbum en Picasa)
Digitalizado
por: (Descarga)
1 2-453 21/03/1980 Un 14 de julio muy especial Abogard
2 2-454 28/03/1980 Una Revelación Insospechada LuisVan
3 2-455 05/04/1980 El Hombre Que Encontró el Tesoro de Cuauhtémoc Abogard
4 2-456 12/04/1980 La Laguna Encantada de Catemaco Abogard
5 2-457 19/04/1980 Pancho Villa Localiza Un Manuscrito Abogard
6 2-458 26/04/1980 La Locura de Carlota Abogard
7 2-459 02/05/1980 La Muerte de Pancho Villa LuisVan
8 2-460 09/05/1980 Un Reto para Fantomas Abogard
9 2-461 15/05/1980 Serpientes Emplumadas Contra Una Máscara Blanca LuisVan
10 2-462 23/05/1980 Los 17 eternos LuisVan
11 2-463 30/05/1980 Una Fiesta Privada en Acapulco LuisVan
12 2-464 07/06/1980 La Muerte Ronda por el Iztaccíhuatl Abogard
13 2-465 14/06/1980 Un hombre Ciego Vaga Entre la Nieve Abogard
14 2-466 21/06/1980 Puñales de obsidiana contra un pecho indefenso Abogard
15 2-467 28/06/1980 Muerte en el Nido de las Aguilas Abogard
16 2-468 04/07/1980 Una Rebelión No Programada Abogard
17 2-469 11/07/1980 El Ataque de Los Etermos Abogard
18 2-470 18/07/1980 Hacia el Secreto del Cacique Inmortal Abogard
19 2-471 25/07/1980 Perdidos en la Zona del Silencio Abogard
20 2-472 01/08/1980 La Guarida Secreta del Cacique Inmortal Abogard/LV
21 2-473 08/08/1980 Viaje al mundo de los muertos Abogard
22 2-474 15/08/1980 El Cacto de la Vida Eterna LuisVan
23 2-475 22/08/1980 El Final de la Lucha Abogard

14 comentarios:

Abogard dijo...

Excelente tu publicación amigo Luis, a los demás lectores y visitantes del blog les recomiendo altamente esta aventura de Fantomas que a mi gusto es una de las mejores y en estos tiempos es de mucho valor rescatar las joyas literarias que nos dejaron nuestros buenos autores latinoamericanos

Luis Van dijo...

Gracias por tus comentarios, amigo Abogard. Cuándo "nos echamos" la siguiente? Je, je.

Saludos!

Luis Van

Abogard dijo...

Pues voy a ver que veo como dicen en mi país y ya pronto te mando un correo

Luis Van dijo...

Je, je. No corre prisa, no te preocupes. Primero debo terminar este post.

Muchos saludos!

Luis Van

Anónimo dijo...

saludos desde tijuana, mexico

agradeciendo muchisimo la publicacion de esta fantastica historia, yo creci leyendo a fantomas, que siempre me ha parecido la mejor historieta mexicana.
yo tengo unos 250 numeros de fantomas, pero los que tengo son de los 80's , (la viuda negra de Taiwan, los niños que transformaron el siglo XX, El robo de la constitucion francesa, y uno en el que fantomas es rescatado de la guillotina, por gente del futuro), lo malo es que de estas historias me faltan algunos numeros.
estoy empezando a escanear mis comics, te interesa si te los voy enviando conforme los vaya haciendo.(yo los escaneo en pdf, ya que no se hacerlo en cbr)

de nuevo felicidades por el blog, que es un estupendo homenaje a uno de nuestros heroes de la niñez-adolescencia.

hasta luego
cristo pop

Luis Van dijo...

Agradezco mucho tu interés y claro que me interesa contar con tu colaboración. En qué dirección de correo puedo contactarte para comentar ciertos detalles?
SALUDOS desde México City!

Revista DCO dijo...

¡Maravilloso! Espléndida publicación, felicidades y un millón de gracias, Luis Van y Abogard, por este generoso lance.
Me han hecho feliz al recuperar uno de los pasajes más impactantes de mi infancia. Me encuentro muy emocionado: qué gran aventura, qué actual - por desgracia - que es este relato. No cabe duda que Sotero supo ver, como Octavio Paz, la esencia de México.
¡Abrazo cordial!

Emilio

Revista DCO dijo...

¡Maravilloso! Espléndida publicación, felicidades y un millón de gracias, Luis Van y Abogard, por este generoso lance.
Me han hecho feliz al recuperar uno de los pasajes más impactantes de mi infancia. Me encuentro muy emocionado: qué gran aventura, qué actual - por desgracia - que es este relato. No cabe duda que Sotero supo ver, como Octavio Paz, la esencia de México.
¡Abrazo cordial!

Emilio

Luis Van dijo...

Ha sido un placer, Emilio. Qué bueno que aprecies este esfuerzo.

Mil gracias por tu visita y hasta luego!

Luis Van

cesar Lugo Macias dijo...

Mis felicitaciones a los que publicaron estas historietas, me hicieron recordar mi juventud, yo era un asiduo lector de fantomas, me encantaron las de el hijo de Hitler y el Cacique inmortal, ademas de los doce trabajos de hercules, aunque no recuerdo su nombre exacto. Recordar es vivir.........

Luis Van dijo...

Gracias por tu comentario, César. En efecto, recordar es vivir! Por cierto, la saga que mencionas se llamó simplemente "Los trabajos de Fantomas".

Saludos y gracias por tu visita!

Luis Van

Steph dijo...

Hola Luis, como anunciado en otro lugar, comencé a leer esta larga saga y en seguida, me vinieron dos reflexiones. La primera, que se comprende mejor la salida de Gonzalo Martré después de la llegada de Raúl Navarrete, si compara el sujeto propuesto por Alfredo Cardona Peña (La Matanza de los Halcones) con la historia del cacique. En efecto, para mí, el sujeto de Raúl Navarette (no hablo del tratamiento de Sotero Garciareyes, que sacó el mejor de idea igual) es tan hipócrita como el libro «Los enfermos que nos gobernaron».
http://www.voltairenet.org/article125224.html
Porque el problema no es, a mi parecer, la pretendida enfermedad de aquella gente sino su deseo de gobernarnos y que lo aceptábamos. De la misma manera, acusar una entidad imaginaria de todos los dolores que agobian México es sólo un modo de no ver la realidad en frente y dejar a los malhechores continuar ellos crímenes. Bueno, es un sujeto vasto y mis conocimientos en español son desgraciadamente demasiado limitados para que verdaderamente pueda aclarar el fondo de mi pensamiento pero espero que comprendas, a pesar de todo, lo que trato de decir.
En segundo lugar, leí muchas veces, en internet, observaciones desagradables sobre el arte de Victor Cruz y, además del hecho de que no estoy de acuerdo porque es, a mi parecer, uno de los que le ofrecieron a Fantomas un estilo de dibujo típicamente mexicano (pues sin intrusivas influencias americanas, tales que se puede encontrar en las paginas de Gonzalo Mayo o de los hermanos Martinez), siempre no le ayudado el guión de las larga saga. ¿ Así, es muy difícil de «brillar» cuando 14 páginas (¡ la mitad del episodio !) se desarrollan en un coche, como es el caso en «Un reto para Fantomas», no te parece ?
Para hoy, será todo. ¡ Saludos y hasta luego !

Steph dijo...

Hola Luis, como anunciado en otro lugar, comencé a leer esta larga saga y en seguida, me vinieron dos reflexiones. La primera, que se comprende mejor la salida de Gonzalo Martré después de la llegada de Raúl Navarrete, si compara el sujeto propuesto por Alfredo Cardona Peña (La Matanza de los Halcones) con la historia del cacique. En efecto, para mí, el sujeto de Raúl Navarette (no hablo del tratamiento de Sotero Garciareyes, que sacó el mejor de idea igual) es tan hipócrita como el libro «Los enfermos que nos gobernaron».
http://www.voltairenet.org/article125224.html
Porque el problema no es, a mi parecer, la pretendida enfermedad de aquella gente sino su deseo de gobernarnos y que lo aceptábamos. De la misma manera, acusar una entidad imaginaria de todos los dolores que agobian México es sólo un modo de no ver la realidad en frente y dejar a los malhechores continuar ellos crímenes. Bueno, es un sujeto vasto y mis conocimientos en español son desgraciadamente demasiado limitados para que verdaderamente pueda aclarar el fondo de mi pensamiento pero espero que comprendas, a pesar de todo, lo que trato de decir.
En segundo lugar, leí muchas veces, en internet, observaciones desagradables sobre el arte de Victor Cruz y, además del hecho de que no estoy de acuerdo porque es, a mi parecer, uno de los que le ofrecieron a Fantomas un estilo de dibujo típicamente mexicano (pues sin intrusivas influencias americanas, tales que se puede encontrar en las paginas de Gonzalo Mayo o de los hermanos Martinez), siempre no le ayudado el guión de las larga saga. ¿ Así, es muy difícil de «brillar» cuando 14 páginas (¡ la mitad del episodio !) se desarrollan en un coche, como es el caso en «Un reto para Fantomas», no te parece ?
Para hoy, será todo. ¡ Saludos y hasta luego !

-Steph

Luis Van dijo...

Hola, Steph.
Se había tardado un poco en aparecer tu comentario por las opciones de seguridad de Disqus que restringen la publicaciones que incluyen hipervínculos hasta que se autoricen por el administrador. Ya hice un ajuste y espero que se publiquen de inmediato.
Recuerdo que Gonzalo Martré tuvo enfrentamientos con Navarrete porque éste último se oponía a tratar temas que pudieran desequilibrar al status quo. De ahí a que lo nombrara "monaguillo reaccionario" que, según entiendo, se refería a algo así como esclavo del régimen. Si algo ha distinguido a Martré en toda su vida literaria ha sido su rebeldía contra el sistema.
Ante esa censura Garciarreyes realizó una historia que no resultara incómoda, aunque el resultado terminara siendo hipócrita, como dices. No conozco el libro que comentas, así que lo leeré lo antes posible.
Estoy de acuerdo contigo acerca de Víctor Cruz, ya que aunque criticaran su estilo plano, hay que reconocer que era SU propio estilo. Otro factor a considerar es que durante su época dorada, Cruz fue objeto de envidias y maquinaciones que buscaban sacarlo de la editorial Novaro, cosa que sus enemigos nunca lograron, pero que sin embargo lograron influir en el ánimo de las gentes involucradas con él y de ahí se generó un movimiento -en mi opinión- en contra de Víctor.
Sin embargo hay un hecho innegable: La época de mayores ventas de Novaro, fueron gracias al trabajo de Cruz con Fantomas, y las de menor éxito fueron de los demás, comenzando con Gonzalo Mayo.
En lo personal me encantó el trabajo de Gonzalo Mayo con Fantomas, con todo y que copiaba a otros sin pudor alguno, pero eso es otra historia.
Es notable el episodio que comentas en el que la mayor parte transcurre dentro de un auto, je, je. Muy acertado tu comentario.
Pero creo que ya me extendí demasiado, así que terminaré aquí.
Muchos saludos y gracias por tus aportaciones, Steph.
Hasta luego!
-Luis Van